Implantes

La implantología es la especialidad de la odontología que corrige las ausencias dentarias con la colocación de unos pilares (“tornillos”) de titanio con corona, que sustituirán al diente perdido.

Opciones:

  • Si te falta un diente (implantes unitarios): El implante está diseñado para sustituir la raíz que falta y actuar como base para la corona. No requiere que se limen los dientes sanos de los lados que se conservarán intactos.
  • Si te faltan dos o más dientes (implantes múltiples): Se puede colocar un puente sobre dos o más implantes.
  • Si te faltan todos los dientes (rehabilitación oral completa): Existen varias alternativas de tratamiento para sustituir todos los dientes, en función de las características de cada paciente:
  • Una arcada de dientes totalmente fijada al maxilar por varios implantes
  • Una prótesis soportada sobre implantes que se puede extraer

¿Qué SON LOS IMPLANTES DENTALES?

Los implantes dentales son aditamentos, como raíces artificiales, creados para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa, capaces de integrarse hasta el punto de convivir de forma sana y totalmente natural con el resto de los tejidos de la boca.

Están fabricados de titanio químicamente puro y actúan como sustitutos de las raíces dentales. Tras su colocación dentro del maxilar o de la mandíbula sirven para que, una vez que estén osteointegrados, den soporte a los nuevos dientes artificiales que irán unidos a ellos.

Cada implante, como ya hemos comentado, hace las veces de raíz artificial sobre la cual se asentará la corona o prótesis dental y en él podemos distinguir, a semejanza del diente natural:

  • Implante dental (porción que queda bajo la encía)
  • Pilar transepitelial (porción de la fijación que emerge en la boca)
  • Corona o prótesis (que recubre al pilar y es apreciable en boca)

Los implantes dentales requieren de dos procedimientos principales:

En un primer proceso su cirujano preparará la mandíbula mediante la colocación del implante (raíz artificial) en el hueso.

El segundo procedimiento es la creación y ajuste de la corona (diente artificial) en su lugar, tras unos meses de unión del implante al hueso.

Actualmente son la forma más conservadora para sustituir las piezas dentales perdidas, fáciles de colocar y no dolorosos.

implante dental con corona sobre implante

 

 

 

 

 

 

Son la alternativa a los puentes tradicionales, ya que estos  tienen una serie de inconvenientes:

-Necesidad de tallar dientes sanos

-Pueden causar pérdida ósea bajo el puente

-Riesgo de caries y fracasos en los pilares que sujetan el puente

puente para sustituir diente perdido